8.5.14

-Tocaron a la Puerta, Mona ¿Quién es?

¿Mona? ¿Estás Ahí?
-¡Tocaron a la puerta!
¿Mona? ¿Estás despierta?
-¡Tocaron a tu puerta!

Mona, el ángel de Shiráz
quien la cuerda besó
quien no miró atrás
quien su vida nos legó

¡Mona! Llamaron a la Puerta
Decenas de miles tocaron,
Decenas de miles danzaron
Decenas de miles hablaron.

¡Mona! Pronunciaron tu nombre,
con una fuerza duradera,
profundamente arraigada,
con la emoción en su mirada

¡Mona, estabas ahí!
en las ideas generadas
en la creatividad liberada
 en los conmovedores testimonios
y en el impulso que se necesitaba

Mona, ¿Recuerdas, Mona?
Es Su esperanza la que se cumple, Mona
Es la esperanza la que los levanta.
Es la juventud la que irrumpe, Mona
y a esta sociedad cambia.

Iban en Filas, Mona, ¡Eran tantos!
Eran los jóvenes, Mona, ¡Eran tantos!
Eran como héroes, Mona, ¡Eran tantos!
Servían al Mundo, Mona, ¡Eran santos!

¿Tocaron a la puerta, Mona?
¿Tocaron a tu puerta?
¿Quiénes eran, Mona?
Ve y ábrela.

Eran jóvenes valientes, Mona,
En la Cuna de la Fe, residentes,
Eran jóvenes consicentes, Mona
con su misión en Irán, presentes.

Lo sabías, Mona, lo sabías,
Que la juventud se levantaría, Mona
y que sus manos unirían,
dando tu vida lo lograrías, Mona
y que a la humanidad servirían.

Desprendidos, entregados,
de Dios, enamorados.
cien mil vidas pedirías, Mona
y todas las entregarías.

"¿Qué quieres, Mona?" te preguntaron,
"¿Qué quieres de nosotros?", replicaron.
"¿Qué quieres, Mona?", insistieron,
Firmeza, Mona, te entregaron.

Tocaron a tu puerta, Mona,
entraron por tu puerta,
pasaron por tu puerta, Mona,
y no se dieron la cuenta.

Llama a Akhtar, Mona, Llámala
Llama a Nusrat, a Mahshid, a 'Izzat,
Llama a Shirín, Mona, Llama a Zarrín,
Llama a Simin, Mona, Llama a Roya,
A Tahirih, Mona, Llámala,

Están entrando, Mona,
Están entrando.
Están llegando, Mona,
Están llegando.
Están sirviendo, Mona,
Están sirviendo.
Te están siguiendo, Mona,
Te están siguiendo.

Besa la cuerda, Mona,
y descansa.
Que la juventud de ahora te alcanza.
Que somos muchos, Mona,
que somos tantos.

Somos los jóvenes, Mona,
los de cada generación.
Los que llevamos el mensaje, Mona,
los que tenemos la misión.

Es un impulso divino, Mona,
es nuestra contribución.
de transformar la vida, Mona,
de cada joven en su nación.

Esta es la Pauta, Mona,
desde el antaño, hasta hoy.
Así ha sido, Mona,
sin interrupción.

Tocaron a tu puerta, Mona.
Era Dios.
Tocamos a tu puerta, Mona.
Eramos nos.
Tocaron a la puerta, Mona.
¿Quieres venir?

No hay comentarios: